Cargando...

martes, 6 de octubre de 2009

Sentidos somáticos: El tacto

Función
El sentido táctil se refiere a la percepción de la localización, tamaño y textura de objetos mecánicos que entran en contacto con la piel. Su función evolutiva es permitir que el animal identifique diversos tipos de objetos (Ej. serpiente o manzana) y que evite estímulos dañinos. También es necesario para controlar los movimientos motores finos tales como el movimiento de los dedos.

Receptores, fibras y campos
En la piel hay (receptores) neuronas somatosensoriales sensibles a diferentes estímulos táctiles:
  • Presión: se ocasiona a partir de la deformación mecánica de la piel. Esto proporciona información sobre la fuerza y dureza del objeto.
  • Vibración: se produce al fritar una superficie texturizada. Proporciona información acerca de su rigurosidad.
  • Temperatura: se ocasiona por los cambios en el frío calor de un objeto.
  • Daño tisular: el daño a los tejidos se ocasiona por eventos físicos que destruyen el tejido, mediados por las neuronas nociceptivas.
Al conjunto de estas neuronas se las llama células del ganglio de la raíz dorsal (GRD). Cada clase de células GRD detecta información que se transmite a regiones cerebrales específicas para su procesamiento.
Las fibras nerviosas se conectan a estos receptores . La velocidad de conducción del nervio depende del tamaño de estas fibras: a mayor grosor, mayor velocidad de conducción. Esto determina qué tan pronto nos llegará esa sensación.
A su vez cada receptor tiene su propio campo receptor, es decir, el área de la piel a la que es sensible. Los campos receptores más pequeños se asocian con una mayor agudeza táctil (Ej. punta de los dedos y lengua). De modo que habrá más neuronas en la corteza somatosensorial para procesar este tipo de información. La agudeza se mide por la capacidad para discriminar entre uno y dos puntos de estimulación.


De la piel al cerebro
Los receptores de los axones somatosensoriales ingresan en el SNC a través de los nervios espinales. Los cuerpos celulares de las neuronas se localizan en los GRD y sus axones ascienden a través de las columnas dorsales de la médula espinal a los núcleos del bulbo raquídeo inferior y luego atraviesan el cerebro a través del mesencéfalo (parte media del encéfalo) y ascienden a los núcleos ventrales posteriores del tálamo y de allí a la corteza somatosensorial.

Bibliografía:

  • Corr, Philip J.; Psicología biológica. Capítulo 5: “Sistemas sensoriales y motores”. Mc Graw Hill