viernes, 16 de abril de 2010

Reflejos del recien nacido

Un reflejo es una respuesta no aprendida, automática e involuntaria ante un estímulo. Los reflejos se pueden agrupar en dos tipos:
  • Reflejos de supervivencia: son aquellos que tienen un valor adaptativo en tanto protegen contra la estimulación aversiva y permiten satisfacer necesidades básicas como es el caso del reflejo de respiración, de parpadeo o de tragar. Estos reflejos se conservan a lo largo de la vida.
  • Reflejos primitivos o arcaicos: se pierden durante los primeros meses de vida porque son controlados por las áreas subcorticales inferiores del cerebro que al madurar dan lugar a los comportamientos voluntarios. Si bien no son de suma utilidad para el bebé, sí lo son a fines diagnósticos ya que la ausencia de ellos al nacer o la duración excesiva de ellos en la infancia podrían ser indicios para sospechar que algo anda mal en el sistema nervioso del bebé. En este grupo tenemos por ejemplo el reflejo de natación y de marcha.
Bibliografía:
  • Shaffer, David. Psicología del desarrollo. Infancia y adolescencia. Capítulo 4: Desarrollo prenatal, nacimiento y preparación de los recién nacidos para la vida. Páginas 142-144.

2 comentarios:

Ra dijo...

vi que pueden nadar sin ahogarse!!!

no se que tiene que ver, pero queria comentarlo...

increible!!!

Psicobloga dijo...

Ra:

Tiene sentido lo que decís.

Hay un reflejo que se llama Reflejo de natación en el cual un bebé sumergido en agua mostrará actividad en brazos y piernas y contendrá la respiración logrando que el cuerpo flote.
Esto permitirá que el bebé flote por algún tiempo facilitando su rescate.
Este reflejo va a desaparecer entre los primeros 4 y 6 meses de vida.

Gracias por tu aporte.

Saludos!